Etiquetas

, , , , ,

No tiene rostro, ni escrúpulos, solo nombre. Tiene una inconmensurable fortuna. No tiene perros lo suficientemente feroces que se la custodien. Hace una transferencia y un importante jefe de Estado afila sus dientes para él. El sin rostro no se fía ¿cómo puede venderse tan barato un rey?

No tiene rostro, ni alma, solo apellidos. Ni él mismo sería capaz de dimensionar su poder. No tiene garantías de tener amigos ciertos. Compra la opinión de un país garantizando la feliz jubilación del incorruptible periodista nacional al que casi todos respetan ¿quién dijo de este agua no beberé?

No tiene rostro, ni sueños, solo una casta. Posee mil veces lo que el resto de la población podría llegar necesitar nunca. Financia en todo occidente movimientos antisistema para garantizar la continuidad del sistema ¿cuándo habrá una sola de esas organizaciones que me traicione?

No tiene rostro, ni pasado, solo mentiras. Ahora se presenta en los medios que compró como el garante de la paz universal, de la dignidad del planeta, de la filantropía perdida. Se deja fotografiar en su mansión con una sencilla camisa y muestra su preocupación por Europa ¿tendrá miedo el señor?

Anuncios